PAQUETES SOSPECHOSOS

Las cartas o paquetes sospechosos, suelen presentar las siguientes características:

Inscripciones en el sobre
Direcciones poco claras o equivocadas, o nombre del destinatario mal deletreado.
Franqueo excesivo.
Matasellos ausente o de procedencia desconocida.
Remitentes no conocidos o falta de remitente.
Anotaciones exteriores (pueden ser del tipo “confidencial”, “personal”, “entregar en mano”, “abrir personalmente”, etc).
Apariencia

Presencia de manchas aceitosas o restos de grasa en el sobre.
Olores extraños, como almendras amargas o mazapán, característicos de algunos explosivos.
Agujeros o pequeñas rasgaduras en las esquinas, que es por donde el terrorista ha armado el artefacto (también llamado «seguro del terrorista»).
Excesiva rigidez: pueden ser debidos a los detonadores o alguna estructura que soporte los componentes del artefacto.
Peso excesivo o descompensado, debido a la constitución del artefacto.
Sonidos metálicos, procedentes de los componentes del artefacto.
Cinta adhesiva reforzando las esquinas o solapas.

Deja una respuesta